Linfedema

El linfedema es una hinchazón que, por lo general, aparece en uno de los brazos o de las piernas. A veces, se hinchan ambos brazos o ambas piernas.

El linfedema es provocado con más frecuencia por la extirpación o el daño de los ganglios linfáticos como parte del tratamiento oncológico (radioterapia, quimioterapia o cirugía por tumores). Se debe a la obstrucción del sistema linfático, que forma parte del sistema inmunitario. La obstrucción impide que la linfa drene bien; en consecuencia, el líquido acumulado causa hinchazón.

Si bien en la actualidad no existe una cura para el linfedema, puede controlarse con un diagnóstico temprano y una atención oportuna del miembro afectado.

¿Cuales son los síntomas?

 

Los signos y síntomas del linfedema, que aparece en la pierna o brazo afectado, comprenden los siguientes:

  • Hinchazón de todo o parte del brazo o la pierna, incluso los dedos de los pies y de las manos
  • Sensación de pesadez o rigidez
  • Movimiento limitado de la extremidad
  • Dolor o molestia
  • Infecciones recurrentes (erisipela en la extremidad)
  • Endurecimiento y engrosamiento de la piel (fibrosis)

La hinchazón producida por el linfedema puede comprender desde cambios leves y apenas notorios en el tamaño de las piernas o de los brazos hasta cambios extremos que dificultan el uso de las extremidades. Es posible que el linfedema producido por el tratamiento oncológico no aparezca sino hasta meses o años después de este.

Linfedema después de cirugía por cáncer de seno

¿Como se realiza el diagnostico de linfedema?

El especialista vascular, después de realizarle una historia clínica completa y examen físico juicioso, puede diagnosticarle linfedema en función de los signos y síntomas que presenta.

Si la causa del linfedema no es tan evidente, el especialista vascular puede pedir pruebas de diagnóstico por imágenes para estudiar el sistema linfático. Estas son algunas de las pruebas:

  • Resonancia magnética.La resonancia magnética utiliza un campo magnético y ondas de radio para producir imágenes tridimensionales de alta resolución.
  • Tomografía computarizada (TC).Esta técnica radiográfica genera imágenes transversales detalladas de las estructuras del cuerpo. Las tomografías computarizadas pueden revelar bloqueos en el sistema linfático.
  • Ecografía Doppler.Esta variante de la ecografía convencional analiza la presión y el flujo sanguíneo haciendo rebotar ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido) en los glóbulos rojos. La ecografía puede ayudar a encontrar obstrucciones.
  • Gammagrafía del sistema linfático (linfogammagrafía).Durante esta prueba, te inyectan un tinte radioactivo y después una máquina te realiza una exploración. Las imágenes que se obtienen muestran el tinte en movimiento a través de los vasos linfáticos, donde se destacan los bloqueos.

 

Tratamiento

 

El linfedema no tiene cura, pero si tratamiento para mejorar la calidad de vida.

El tratamiento se centra en disminuir la hinchazón y controlar el dolor.  El tratamiento para el linfedema incluye la combinación de múltiples técnicas de rehabilitación (ejercicio supervisado), técnicas de drenaje linfático (manual o con maquina) y uso de vendajes con múltiples capas, sobre la extremidad afectada:

  • Los ejercicios livianos en los cuales mueves el miembro afectado pueden fomentar el drenaje del líquido linfático y ayudar a prepararte para las actividades cotidianas, como realizar las actividades básicas del hogar. Un especialista vascular certificado en linfedema puede enseñarle ejercicios que te podrían resultar útiles en la vida diaria.
  • Aplicación de vendajes multicapa.Envolver un miembro completo favorece que el líquido linfático fluya nuevamente hacia el tronco. Las vendas deben estar más ajustadas a la altura de los dedos de los pies o de las manos y tienen que estar cada vez más flojas a medida que se alejan. Un especialista vascular en linfedema realiza el procedimiento y después de que la hinchazón ha sido controlada puede enseñarle el uso de medias o mangas de compresión para el control de la enfermedad.
  • Drenaje linfático.Una técnica de masaje especial, realizada de forma manual o con una maquina, puede favorecer la circulación del líquido linfático para alejarlo del brazo o de la pierna.

El masaje no es para cualquiera, por lo que el especialista vascular evitara los masajes si tiene una infección en la piel, coágulos sanguíneos o una enfermedad activa en las zonas donde se vaya a hacer el drenaje linfático.

Tratamiento de Linfedema

En casos de linfedema grave, el cirujano vascular puede considerar la cirugía para eliminar el tejido excedente del brazo o de la pierna, y así disminuir la hinchazón. También existen técnicas quirúrgicas más nuevas que podrían ser adecuadas, como la anastomosis linfovenosa o los trasplantes de ganglios linfáticos.

Leave a Comment

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias


Dr. Leonardo Ballestas

Dr. Leonardo Ballestas es cirujano vascular y endovascular con mas de 15 años de experiencia

Horarios de atención

Lun - Vie: 8.00 am - 5.00 pmSábados: 9.00 am - 1.00 pmDomingos y Festivos: Sin atención

Contacto

Teléfono: 300 7479377Club Rotario Palmira. Calle 32a # 32 - 50
Learn more