Creación de fistulas para hemodiálisis

Una fistula arteriovenosa, también llamada FAV, es una conexión creada por medio de un procedimiento quirúrgico entre una vena y una arteria. La finalidad de este procedimiento es la realización por medio de la fistula de hemodiálisis.

La hemodiálisis es procedimiento por el cual una maquina de hemodiálisis hace la función del riñón, limpiando la sangre de sustancias que son de desecho, la falla del riñón puede presentarse por muchas causas y puede ser temporal o permanente.

El proceso de hemodiálisis consiste en conectarla maquina de hemodiálisis a la fistula (generalmente en el brazo), la sangre es extraída de la fistula por la maquina y regresada de nuevo a la fistula una vez la maquina la ha limpiado

El cirujano vascular es el especialista en la creación de la fistula arteriovenosa para diálisis, una vez el medico especialista en nefrología (los riñones), considera la necesidad de ingresar el paciente a hemodiálisis, el paciente debe ser remitido al cirujano vascular.

El cirujano evaluara de forma clínica y con el examen físico el estado de las venas y las arterias para la realización de una fistula arteriovenosa en el miembro superior no dominante preferiblemente.

El estudio se complementa con la realización de ultrasonido doppler color de las arterias y las venas de las extremidades (generalmente miembros superiores), definiendo el tamaño de los vasos, diagnosticando que estén permeables, sin obstrucciones o estreches, sin trombos.

Con base en estos análisis realizados por el especialista vascular se define si es posible la realización de la fistula y cual es la mejor localización para la realizarla.

El procedimiento normalmente se realiza en el quirófano, aunque dependiendo de las condiciones se puede realizar en una sala de procedimientos certificada, puede requerir anestesia local, regional o general dependiendo de cada caso.

Una vez se realice la fistula esta no estará lista (madura) sino hasta después de 6 a 8 semanas.

Los cuidados de la fistula son:

 

  • Lave a diario el brazo con agua y jabón.
  • Al día siguiente de la hemodiálisis retire las tiritas o apósitos.
  • Si sangra en su domicilio presione el punto de sangrado durante 20 minutos. Después desinfecte y ponga una tirita. Si no deja de sangrar acuda a urgencias.
  • Palpe el flujo de la fístula todos los días para comprobar que funciona bien, si tiene soplo, thrill o si está enrojecida o endurecida.
  • Recuerde que:
    • No deben realizarle extracciones de sangre, punciones, ni tomar la tensión arterial, en el brazo donde está hecha la fístula.
    • No debe llevar prendas apretadas, relojes o pulseras que hagan compresión.
    • No levante ni transporte pesos excesivos.
    • Procure no dormir sobre el brazo de la fístula.
    • Evite darse golpes, rascarse y en la medida de lo posible hacerse heridas.

Si su fístula deja de latir, no se nota flujo, está endurecida, sangra y siente dolor agudo, acuda al Servicio de Urgencias.

Leave a Comment

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias


Dr. Leonardo Ballestas

Dr. Leonardo Ballestas es cirujano vascular y endovascular con mas de 15 años de experiencia

Horarios de atención

Lun - Vie: 8.00 am - 5.00 pmSábados: 9.00 am - 1.00 pmDomingos y Festivos: Sin atención

Contacto

Teléfono: 300 7479377Club Rotario Palmira. Calle 32a # 32 - 50
Learn more